Que la educación infantil es un fracaso actualmente no es ningún secreto. Pero es precisamente debido a este mismo motivo que se debe de trabajar en este sector con la ilusión y la certeza de que, si colaboramos y las distintas instituciones así como profesores, aulas y clases damos un paso al frente quizá la gran mejora en educación que se lleva pidiendo durante tanto tiempo se vea mucho más cercana ahora que nunca.

Problema educativo en las aulas: hay que cambiar el modelo de estudio actual

Todo lo que hace falta es mucho más trabajo y esfuerzo, pero de forma constante. De nada sirve decir que la educación en nuestro país está muy mal y no presentar soluciones al respecto.

Quizá lo más sencillo y razonable sea mirar a países vecinos con un mayor éxito educativo, los cuáles ofrecen modelos de educación totalmente distintos y variopintos, y todos ellos a su manera suelen ser mucho más efectivos que los que aquí ofrecemos. Por algo será, ¿No?

Entre ellos, el francés o el alemán son los más destacables: en el primero, las horas de estudio se reducen de seis a cuatro, o incluso tres al día, y por supuesto no se mandan luego actividades y los famosos “deberes” para hacer en casa. Eso consume una gran cantidad de horas y para los jóvenes, e incluso niños, se vuelve realmente molesto, ya que lo que necesitan es formarse como persona: ser inteligentes, pasar tiempo con sus familias, etc. No estar todo el día pegados a un libro. Y es que quizá ese sea el problema, ya que de tanto abusar del factor “estudio” y “deberes” al final los jóvenes deciden no estudiar, ya que han pasado demasiadas horas haciéndolo durante toda su etapa juvenil, desde la niñez hasta la adolescencia: desde el colegio hasta la universidad. Son muchos años estudiando y sobre todo demasiados horas.

El sobrepeso infantil es una gran amenaza que se ha cernido sobre nuestro país durante mucho tiempo, y que cada vez parece estar cobrando más fuerza pese a que tenemos una de las dietas más completas y baja en grasas del mundo: la dieta mediterránea y sobre todo uno de los elementos más sanos a la hora de cocinar: el aceite de oliva.

No solo importan los nutrientes: también los valores calóricos a la hora de instaurar una dieta sana y equilibrada

Por eso, los colegios, las aulas y los institutos son los primeros que deben de dar ejemplo y mostrar un menú variado, el cual ofrezca todos los nutrientes necesarios para el buen crecimiento y desarrollo de todos: tanto los niños más pequeños como los adolescentes de cursos superiores.

Es importante que, además, se den distintas charlas en las aulas las cuáles enseñen a los niños de hoy en día a alimentarse bien desde su etapa de infante, y a tolerar todo tipo de alimentos, ya que de lo contrario pueden acarrear problemas de salud debido a falta de sustancias, vitaminas y minerales variados ya que todo ello nos lo proporciona una buena alimentación.

Eso sí, no todo el trabajo debe ser realizado solamente por los colegios y escuelas: en casa debe de seguirse la misma estela y educar bien a nuestros hijos en cuanto a su dieta y alimentación si queremos que realmente se desarrollen como es debido. Además, hay que saber cuántas raciones corresponden a cada uno y no pasarse de la raya durante todas las comidas o pese a comer sano y nutritivo, se producirá un sobrepeso infantil en ellos fruto de la gran cantidad de calorías ingeridas.